Cazuela de pollo

  • Pollo 1
  • sal y pimienta
  • jugo de 1 limón
  • manteca 100 g
  • harina 2 cdas
  • vino blanco 50 cc
  • cebollitas 250 g
  • puerros cortados 1 taza
  • zanahorias baby 200 g
  • champiñones chicos 250 g
  • caldo de gallina 1 cubito
  • agua caliente 100 cc
  • perejil
  • tomillo
  • laurel 1 hoja
  • yemas 3
  • crema de leche 500 cc
  • perejil picado
  • pan tostado

Quitar la piel y la grasa al pollo, cortarlo en octavos.
Acomodarlo en una fuente, condimentar con sal y jugo de limón.
Calentar en una cacerola 50 g de manteca e incorporar el pollo.
Cocinar 10´ a fuego medio sin que se dore.
Espolvorear con harina y cocer unos segundos más; retirar.
Quitar los huesos al pollo y cortarlo en cubos; reservar.
Añadir al fondo de cocción del pollo el vino y desglasar.
Pasar este líquido por un cedazo o chino y reservar.
Fundir 50 g de manteca en una sartén profunda, wok u olla.
Añadir las cebollitas y el puerro cortado en aros.
Saltear unos minutos y sumar las zanahorias; cocer 2´ más.
Incorporar los champiñones y el cubito de caldo disuelto en el agua caliente.
Agregar el fondo de cocción colado y reservado anteriormente.
Formar un ramito con el perejil, el tomillo y el laurel; atarlo con hilo de algodón.
Añadir a la salsa y sumar el pollo.
Cocinar a fuego muy suave media hora.
Mezclar en un bol las yemas y la crema.
Verter en la cacerola y cocer unos minutos sin que hierva.
Salpimentar a gusto.
Retirar el bouquet de hierbas.
Servir en cazuela, espolvoreada con perejil picado.
Acompañar con rodajas de pan tostado.

Deja una respuesta