Tarta de mermeladas

  • Manteca 80 g
  • azúcar 80 g
  • almendras molidas 100 g
  • ralladura de limón 1 cidta
  • harina 200 g
  • yema 1
  • sal una pizca
  • canela una pizca
  • mermelada de durazno
  • mermelada de frutos rojos
  • azúcar impalpable c/n

Mezclar la manteca blanda con el azúcar y batir hasta formar una crema.
Añadir la ralladura de limón, sal y canela.
Incorporar las almendras molidas y la yema.
Unir los ingredientes hasta formar una masa compacta.
Envolver el bollo en una bolsa plástica y llevar a la heladera una hora.
Retirar y separar 2/3 de masa, estirarla con palote enharinado sobre la mesa también enharinada.
Forrar con la masa un molde para tarta, desmontable, enmantecado y enharinado.
Estirar el resto de la masa y cortar tiras angostas.
Distribuir estas tiras de masa sobre la anterior, formando un enrejado.
Llevar al horno y cocinar.
Retirar y dejar enfriar.
Desmoldar la masa sobre la fuente de servir.
Espolvorear la tarta con azúcar impalpable tamizada.
Rellenar, con cuchara o manga, cada rombo con mermelada, alternando los colores.
Nota: La mermelada amarilla puede ser también de naranja o damasco.
La mermelada roja de cereza, fresa o frutilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *