Tarta de algarroba y manzana

  • Base:
  • avena arrollada 4 tazas
  • harina de algarroba 6 cdas
  • agua 200 cc
  • aceite 1 pocillo
  • miel 5 cdas
  • Relleno:
  • manzanas 2
  • fécula de maíz 2 cdas
  • agua 1 taza
  • miel 4 cdas
  • canela 1 cdita
  • pasas de uva remojadas 1/2 taza

Mezclar la avena arrollada con la harina de algarroba.
Añadir el aceite y el agua, poco a poco.
Sumar la miel y mezclar bien.
Extender la preparación en una tartera aceitada, espolvoreada con avena fina.
Pelar y cortar las manzanas en rodajas.
Ubicarlas sobre la tarta.
Distribuir las pasas de uva escurridas.
Diluír la fécula en el agua y añadir la miel y la canela.
Mezclar bien y verter sobre las manzanas.
Cocinar en horno precalentado, a temperatura media.
Retirar cuando esté cocida y ligeramente dorada.
Dejar enfriar.

Flan de algarroba

  • Harina de algarroba 150 g
  • azúcar rubia 100 g
  • leche 500 cc
  • huevos 3
  • esencia de vainilla 1 cdita
  • caramelo líquido c/n

Batir los huevos con la vainilla.
Mezclar la leche con el azúcar e incorporar al batido.
Colocar la harina de algarroba en un bol.
Añadir poco a poco la mezcla anterior.
Mezclar bien para lograr una preparación homogénea.
Acaramelar una flanera.
Verter el flan preparado.
Cocinar a baño maría hasta que tome consistencia.
Dejar enfriar y desmoldar.

Pan dulce norteño

  • Harina 1/2 kg
  • harina de algarroba 1/4 kg
  • levadura instantánea 2 sobres
  • azúcar 200 g
  • sal una pizca
  • miel de caña 2 cdas
  • manteca 100 g
  • huevos 3
  • leche 50 cc
  • agua de azahar 1 cdita
  • esencia de vainilla 1/2 cda
  • arrope de chañar 2 cdas
  • frutas secas 300 g

Cernir las harinas con la sal, la levadura y el azúcar.
Sumar la miel, la manteca en pomada, los huevos, la leche, el agua de azahar, la esencia y el arrope.
Amasar bien y dejar leudar.
Incorporar las frutas troceadas, dejando algunas para decorar.
Amasar bien para integrar todo y dividir la masa en 2 o 3 bollos.
Ubicarlos en moldes de papel, apoyados en una asadera.
Dejar levar nuevamente al doble de su volumen.
Hacer cortes en la superficie de los panes y pintarlos con huevo batido.
Hornear a temperatura moderada hasta que queden dorados.
Retirar y dejarlos enfriar sobre una rejilla, sin quitarles el papel.