Arepa de banana

  • Harina de maíz 1 taza
  • avena en copas 1 cda
  • salvado de trigo 1 cda
  • semillas de sésamo tostadas 1 cda
  • banana 1 grande o 3 chicas
  • pasas de uva (opcional)
  • aceite c/n
  • agua

Colocar en un bol la harina y la avena.
Agregar el salvado y las semillas.
Añadir un puñado de pasas de uva.
Aparte, colocar en la licuadora la banana y agua (una parte de banana y dos partes de agua).
Licuar hasta conseguir una preparación espesa.
Añadir a la mezcla anterior y amasar.
Dejar reposar durante 35 minutos.
Pasado ese tiempo la mezcla se habrá puesto un poco más firme.
Si la masa está muy dura agregar un poco de agua y dejar reposar 3´.
Si está muy pastosa añadir un poco de harina y dejar descansar 3´.
Cortar en porciones, formar bolitas y aplastar un poco con las manos.
Cocinar en abundante aceite caliente, con la cacerola un poco tapada.
Dejar cocer unos diez minutos hasta lograr el dorado que guste.
Retirar y escurrir sobre papel absorbente.
Comer sola o abrirla a modo de sandwich rellenando a gusto (por ejemplo con vegetales).

Arepas

  • Harina de maíz blanco 400 g
  • manteca 1 cda
  • sal
  • aceite de maíz

Mezclar la harina con sal a gusto.
Añadir la manteca en pomada.
Sumar agua hasta conseguir una masa maleable y firme.
Dejar descansar 10 minutos.
Dividir la masa en pequeñas porciones formando bolitas.
Aplastar un poco para lograr discos de 3 mm de espesor.
Freír en abundante aceite caliente.
El aceite debe cubrir completamente la arepa.
Retirar cuando la arepa se abra y dore ligeramente.
Escurrir sobre papel absorbente.
Realizar una incisión en la parte superior del pan y rellenar a gusto.

Arepa

  • Harina de maíz 500 g
  • granos de choclo amarillo 1 taza
  • jugo de limón 1 cda
  • agua c/n
  • aceite

Blanquear durante unos segundos en agua hirviendo los granos de choclo.
Triturarlos y reservar.
Colocar en un bol la harina de maíz.
Incorporar poco a poco agua para formar una masa de mediana consistencia.
Agregar los granos de choclo reservados.
Sumar el jugo de limón y agua para formar una preparación de textura firme pero blanda.
Tomar una pequeña porción de la mezcla y formar una bolita.
Aplastar un poco formando una tortilla de 1/2 cm de espesor.
Freír en abundante aceite caliente hasta dorar.
Retirar y escurrir bien sobre papel absorbente.
También se pueden cocinar a la plancha o en una sartén aceitada.