Bretzel

  • Harina 500 g
  • sal 1/2 cda
  • levadura 20 g
  • agua
  • extracto de malta 1 cdita
  • manteca 40 g
  • bicarbonato de sodio
  • sal gruesa c/n

Mezclar la harina y la sal.
Añadir la levadura desgranada.
Sumar el extracto de malta y la manteca en pomada.
Incorporar poco a poco agua tibia o natural, hasta formar una masa suave y lisa.
Dejar reposar media hora en lugar tibio.
Dividir la masa en bollitos y dejar descansar nuevamente.
Formar con cada bollito una especie de baguette pequeña y armar los bretzel.
Son como rosquitas.
Mezclar un litro de agua con 4 cdas de bicarbonato.
Pasar cada bretzel por dicha solución durante 10 segundos.
Acomodarlos en una placa enmantecada.
Espolvorear la superficie con sal gruesa.
Llevar a horno precalentado y moderado durante 15´.

Bretzels

  • Harina 500 g
  • sal 1 cdita
  • azúcar 2 cditas
  • levadura instantánea 1/2 sobre
  • leche 300 cc
  • manteca 50 g
  • sal gruesa o parrillera c/n
  • huevo 1

Mezclar la harina con la sal, el azúcar y la levadura tamizados.
Añadir la leche tibia y amasar enérgicamente.
Dejar reposar el bollo 15´en lugar tibio.
Incorporar la manteca fundida y fría.
Amasar bien hasta conseguir una masa lisa.
Dejar levar en lugar tibio, cubierto con un film o bolsa plástica para otorgar calor.
Cuando haya alcanzado el doble de su volumen dividir la masa en pequeñas porciones y amasar formando un cordón fino.
Entrelazar cada cordoncito formando una especie de ocho.
Acomodar los bretzels en una placa enmantecada.
Pincelarlos con huevo y espolvorear la superficie con sal gruesa o parrillera.
Dejar levar y hornear a temperatura alta 12´.
Nota: los bretzels se pueden preparar en versión dulce, espolvoreándolos con azúcar en lugar de sal.