Flan casero de dulce de leche

  • Leche 1 litro
  • azúcar 500 g
  • yemas 9
  • esencia de vainilla
  • caramelo líquido

Cocinar la leche y el azúcar aproximadamente una hora.
Dejar reducir hasta alcanzar el punto de dulce de leche.
Perfumar con un poquito de esencia de vainilla.
Añadir las yemas una a una, batiendo cada vez con batidor de alambre.
Verter la mezcla en una flanera acaramelada.
Tapar con papel de aluminio.
Llevar al horno y cocinar a baño maría hasta que la preparación quede firme.
Dejar enfriar y llevar a la heladera hasta el momento de servir.

Esterilización casera

Lavar y enjuagar muy bien los frascos a utilizar.
Colocar en una cacerola alta una rejilla metálica o un repasador doblado varias veces.
Acomodar encima los frascos y cubrir con agua.
Llevar al fuego y dejar hervir 30 minutos después de la ebullición.
Retirar los frascos calientes con ayuda de una pinza larga.
Hay pinzas que tienen las puntas de silicona, ideales en este caso.
Ubicar los frascos sobre una bandeja.
Llevarlos a horno precalentado, a temperatura suave (120°) y dejar 3 minutos.
Mantener los frascos en el horno, para que no pierdan temperatura, hasta envasar el producto deseado.
Rociar las tapas con pulverizador (mezclar 7 partes de alcohol etílico y 3 partes de agua).
Cerrar los frascos y guardar en lugar fresco y seco.