Cebollitas al vino tinto

  • Cebollitas 1/2 kg
  • sal gruesa 1 cda
  • manteca 50 g
  • aceite 1 cda
  • azúcar rubia 80 g
  • vino tinto 400 cc
  • clavos de olor 2
  • pimienta en grano 1 cdita
  • sal
  • pimienta

Pelar y cocinar las cebollitas, en agua hirviendo con sal gruesa, durante 3 o 4 minutos.
Retirar cuando estén tiernas, escurrir bien y reservar.
Calentar en una sartén la manteca y el aceite.
Dorar las cebollitas e incorporar el azúcar en forma de lluvia.
Remover constantemente con cuchara de madera hasta obtener un caramelo claro.
Bañar con el vino tinto y sumar el clavo de olor y la pimienta en grano.
Cocinar a fuego bajo hasta reducir el fondo de cocción.
Rectificar la sazón, añadiendo sal y pimienta a gusto.
Retirar los clavos de olor y servir como guarnición.



Cebollitas agridulces especiadas

  • Cebollas chicas 12
  • azúcar 8 cdas
  • vino blanco 100 cc
  • jengibre en polvo 1 cdita
  • semillas de coriandro 1/2 cdita
  • semillas de eneldo 1/2 cdita

Colocar el azúcar en una sartén.
Dejar que comience a derretirse y dorar ligeramente.
Añadir el vino y los condimentos; mezclar.
Incorporar las cebollas en rodajas.
Cocinar 10´ y servir como guarnición.
Nota: también se pueden cocinar enteritas las cebollitas baby.

Cebollitas en aceite

  • Cebollitas 700 g
  • vinagre de vino blanco 300 cc
  • agua 300 cc
  • canela en rama 2 trocitos
  • clavos de olor 2
  • pimienta 2 granos
  • sal
  • laurel 2 hojas
  • aceite de oliva c/n

Limpiar, lavar y secar las cebollitas.
Colocarlas en una cacerola con el vinagre y el agua.
Añadir la canela, el clavo de olor, sal y pimienta.
Cocinarlas 7 minutos y escurrir.
Colocarlas sobre un paño limpio y dejar secar.
Distribuirlas en dos frascos de 500 g esterilizados.
Añadir una hoja de laurel a cada uno y cubrir con aceite de oliva.
Reservar en lugar fresco y seco.
Duran 2 o 3 meses.

Pickles surtidos

  • Flores de coliflor 500 g
  • chauchas 100 g
  • cebollitas 150 g
  • apio 100 g
  • zanahorias 200 g
  • nabo 1 mediano
  • vinagre blanco o de manzana 500 cc
  • aceitunas verdes rellenas 50 g
  • azúcar 1 cda
  • ajo
  • pimienta blanca en grano 1 cdita
  • sal gruesa

Limpiar bien las hortalizas, lavarlas y secarlas.
Cortar los tallos tiernos de apio en trozos de 4 cm.
Dejar enteras las zanahorias, si son mini.
Si las zanahorias son grandes cortarlas en bastones.
Dejar los pepinitos y las cebollitas enteros.
Si son grandes cortarlos también.
Pelar y cortar en cubos el nabo.
Colocar las hortalizas mencionadas, menos las aceitunas, en una ensaladera o fuente honda.
Espolvorearlas con 1/2 taza de sal gruesa.
Tapar y dejar reposar 12 horas.
Hervir el vinagre con el azúcar y la pimienta.
Escurrir las hortalizas y agregarlas al vinagre.
Hervir a fuego bajo 10´ y dejar enfriar.
Sumar las aceitunas.
Envasar en frascos limpios y de buen cierre.
Llenar los frascos con las hortalizas en forma ajustada hasta 2 cm del borde.
Añadir el vinagre para cubrirlas bien, hasta 1 cm del borde.
Tapar herméticamente, colocando un disco de papel de alumnio si la tapa es de metal.
Mantener en lugar seco y fresco.
Una vez abierto el envase debe conservarse en la heladera.
Nota: para conservar los pickles durante mucho tiempo esterilizar los envases con el método Appert.

Brochette agridulce

  • Lomo de ternera 600 g
  • morrón rojo 1
  • damascos 16
  • cebollitas glaseadas 16
  • lechuga 100 g
  • ralladura de limón 2 cditas
  • pimienta
  • aceto balsámico 2 cdas
  • pimentón
  • ajo 1 diente
  • aceite de oliva 1 cda
  • echalotes 2

Picar el ajo y el echalote, mezclar con el aceite de oliva y el vinagre.
Añadir la ralladura de limón, la pimienta y el pimentón; dejar reposar.
Cortar el lomo en cubos, salar a gusto y ensartar en palitos para brochette.
Intercalar la carne con el morrón en trozos, las cebollas glaseadas y los damascos frescos o secos.
Pincelar con el aderezo preparado anteriormente y llevar al horno.
Cocinar y servir sobre un colchón de lechuga cortada en juliana.
Cebollas glaseadas:colocar en una sartén 1 cda de aceite y saltear las cebollitas peladas y previamente blanqueadas.
Añadir un poco de caldo y dos cucharadas de azúcar; cocinar revolviendo constantemente.