Papines confitados

  • Papines 500 g
  • aceite neutro 400 cc
  • ajo 10 dientes
  • romero
  • tomillo
  • sal
  • pimienta negra
  • laurel

Cocinar los papines en abundante agua con sal hasta el hervor.
Bajar el fuego y cocer 5 minutos más.
Escurrir y enfriar en agua helada para cortar la cocción.
Colocar en una cacerola el aceite.
Incorporar los papines, las hierbas y el laurel.
Agregar los dientes de ajo enteros, sin pelar.
Salpimentar a gusto.
Cocinar a fuego muy bajo 15 minutos.
Rectificar la sazón, dejar entibiar y envasar.
Dejar en cada frasco algún diente de ajo y una hoja de laurel.
Se pueden comer así o bien llevarlos al horno para que queden crocantes y calientes.
También se pueden utilizar para hacer una tortilla de papas.

Salmón confitado

  • Salmón en rodajas
  • sal
  • pimienta
  • romero
  • laurel
  • ajo
  • aceite

Acomodar las rodajas de salmón en un fuente aceitada.
Sazonar a gusto con sal y pimienta.
Incorporar el ajo picado o entero, una rama de romero y hojas de laurel.
Cubrir con aceite y llevar a horno caliente.
Cocinar 15 minutos.

Hongos confitados

  • Hongos
  • hojas de laurel
  • ajo 1
  • hojas de albahaca
  • sal y pimienta
  • aceite c/n

Ubicar los hongos en una fuente, profunda, para horno.
Añadir unas hojitas de laurel, un ajo cortado al medio con piel.
Sumar unas hojas de albahaca, sal y pimienta a gusto.
Cubrir con aceite neutro (girasol o maíz).
Tapar el recipiente con papel de aluminio y llevar al horno.
Cocinar a fuego bajo una hora.
Ideal para acompañar carnes y aves.