Cubierta con fondant

Diluir el fondant a bañomaría, sin que hierva el agua.
Mezclar con cuchara de madera.
En el momento de utilizarlo se puede añadir un chorrito de agua hirviendo de ser necesario, para que quede más fluído.
Preparar la torta previamente, untarla con dulce de leche y espolvorearla con azúcar impalpable.
Dejarla orear dos o tres horas antes de bañarla con el fondant.
Acomodar la torta sobre una rejilla con un plato debajo de la misma.
Verter el fondant en el centro de la torta, dejar que se deslice hasta cubrirla totalmente.
Si es necesario ayudar para que se extienda con una espátula.
Trabajar con rapidez ya que el fondant se endurece enseguida.
Atención: el plato que se coloca debajo de la rejilla sirve para recoger el fondant que cae y volver a utilizarlo.