Bollitos rellenos de dulce

  • Harina 500 g
  • sal una pizca
  • azúcar 90 g
  • levadura 25 g
  • miel 1 cda chica
  • esencia de vainilla 1 cdita
  • manteca 80 g
  • huevos 2
  • leche 200 cc
  • dulce de membrillo c/n
  • azúcar molida o impalpable

Preparar una levadura previa con la levadura de cerveza, 1 cucharada de azúcar y la leche tibia. Dejar espumar.
Mezclar la harina con la sal y el azúcar. Agregar la manteca blanda, la miel y los huevos ligeramente batidos. Perfumar con la vainilla
incorporar la levadura previa y unir bien todo. Amasar hasta formar un bollo suave y liso. Tapar y dejar leudar en lugar tibio.
Cuando duplique su volumen desgasificar y dividir la masa en pequeñas porciones.
Estirar cada una un poquito con las manos y acomodar un trocito de dulce de membrillo (o batata si prefiere). Cerrar formando un bollito.
Colocar cada bollito en una asadera aceitada o enmantecada, dejando un pequeño espacio entre cada uno. Dejar levar al doble de su volumen. En ese momento se pueden expolvorear con azúcar molida (opcional).
Cocinar en horno precalentado, a temperatura moderada, hasta que se doren ligeramente. Retirar y dejar enfriar sobre una rejilla.
Otra posibilidad es espolvorear los bollitos al sacarlos del horno, en este caso con azúcar impalpable.




Dulce de membrillo

  • Membrillos 1 kg
  • azúcar 750 g

Lavar bien los membrillos.
Calentar agua en una cacerola grande.
Colocar los membrillos y hervirlos 3´.
Retirar, colar y pelar los membrillos.
Cortarlos en cascos y quitarles las semillas.
Reservar las cáscaras y semillas para hacer jalea.
Pesar los membrillos cortados.
Añadir por cada kilo de fruta 750 g de azúcar.
Cubrir con agua limpia y cocinar hasta que el dulce tome consistencia.
Formar un puré y volcarlo en un recipiente con tapa.
Dejar enfriar y guardar en la heladera.
Nota: con este dulce podrá preparar tartas (pastafrola) y masitas (pepitas).