Esterilización casera

Lavar y enjuagar muy bien los frascos a utilizar.
Colocar en una cacerola alta una rejilla metálica o un repasador doblado varias veces.
Acomodar encima los frascos y cubrir con agua.
Llevar al fuego y dejar hervir 30 minutos después de la ebullición.
Retirar los frascos calientes con ayuda de una pinza larga.
Hay pinzas que tienen las puntas de silicona, ideales en este caso.
Ubicar los frascos sobre una bandeja.
Llevarlos a horno precalentado, a temperatura suave (120°) y dejar 3 minutos.
Mantener los frascos en el horno, para que no pierdan temperatura, hasta envasar el producto deseado.
Rociar las tapas con pulverizador (mezclar 7 partes de alcohol etílico y 3 partes de agua).
Cerrar los frascos y guardar en lugar fresco y seco.

Tindalización

La tindalización es un proceso de esterilización que se aplica siempre que se quieran conservar carnes.
Todo tipo de carne se guarda sin huesos y debe envasarse en un frasco limpio y esterilizado.
El tiempo de tindalización es para un frasco de 360 g, 40 minutos en el primer tindalizado y 30 minutos en la segunda y tercera tindalización.
Colocar en una cacerola alta una rejilla metálica o un lienzo doblado varias veces.
Ubicar encima los frascos llenos y bien cerrados.
Cubrir con agua a temperatura similar al contenido de los frascos para evitar que se rompan.
Tapar la olla y llevar al fuego; dejar hervir el tiempo necesario.
Apagar el fuego y dejar que los frascos se enfrien dentro de la cacerola.
Repetir la operación después de transcurridas 24 horas.
Veinticuatro horas más tarde volver a llevar a ebullición y cocer el tiempo indicado.
Retirar los frascos del agua y dejar enfriar a temperatura ambiente.

Método Appert

Para realizar conservas utilizar productos sanos y limpios.
Seguir las reglas de esterilización para mantener la conserva libre de gérmenes.
El método Appert es adecuado a las necesidades y posibilidades de la cocina casera.
Utilizar para ello frascos o botellas de vidrio, perfectamente lavados y secos.
Las tapas deben ajustarse bien.
En algunos casos es necesario utilizar un papel impermeable o de aluminio entre la tapa y el frasco.
Debe haber una distancia de 1 cm entre el alimento y la tapa del envase.
Teniendo en cuenta los requisitos mencionados se puede comenzar con la esterilización.
Colocar los frascos en una olla, sobre una rejilla de madera o sobre un lecho de hojas.
Separarlos entre sí para evitar que se choquen.
El agua siempre debe cubrirlos.
Hervir a fuego moderado el tiempo necesario.
Por ejemplo un frasco de medio kilo necesita 30´de hervor.
El tiempo es proporcional para los tarros de mayor o menor tamaño.
Dejar enfriar el frasco en el agua de cocción.
Retirar, secar y etiquetar.
Reservar en lugar fresco y seco.
Una vez abierto el envase conservarlo en la heladera.
Atención: si se utilizan tapas de corcho durante la esterilización, cuidar y atar bien los tapones con hilo fuerte, para que no salten durante el hervor.



Pickles agridulces

  • Nabos
  • zanahorias
  • morrones verdes
  • morrones amarillos
  • morrones rojos
  • sal gruesa
  • vinagre de vino blanco o manzana
  • azúcar

Limpiar, lavar y secar bien cada hortalizar a utilizar.
Retirar los filamentos y semillas de los morrones.
Cortarlas en tiritas finas (juliana).
Acomodarlas en un recipiente hondo por capas.
Alternarlas y espolvorearlas con abundante sal gruesa.
Dejar 12 horas para que suelten bien su líquido.
Escurrir sin enjuagar.
Cubrir con el vinagre elegido y dejar 2 horas.
Acomodar las hortalizas en una ensaladera.
Apretarlas un poco y cubrir con la siguiente mezcla en frío.
En la siguiente proporción: una taza de azúcar y media taza de vinagre.
Dejar reposar dos días, en lugar fresco, antes de servir.
Para conservar los pickles utilizar frascos esterilizados.
Las hortalizas bien compactas, cubiertas con la mezcla agridulce.
Dejar un centímetro libre hasta el borde del frasco.
Cerrar herméticamente con papel de aluminio y tapa.
Esterilizar con el método Appert.
Colocar los frascos en una olla, sobre una rejilla de madera o sobre un lecho de hojas.
Separarlos entre sí para evitar que se choquen.
El agua siempre debe cubrirlos.
Hervir a fuego moderado el tiempo necesario.
Por ejemplo un frasco de medio kilo necesita 30´de hervor.
El tiempo es proporcional para los tarros de mayor o menor tamaño.
Dejar enfriar el frasco en el agua de cocción.
Retirar, secar y etiquetar.
Reservar en lugar fresco y seco.
Una vez abierto el envase conservarlo en la heladera.



Tomates al natural

  • Tomates
  • agua
  • sal

Elegir tomates sanos, lisos, rojos y no demasiado maduros.
Preferentemente tomates perita.
Utilizar agua hirviendo con sal, en proporción de 1 cda de sal por cada kilo de tomate.
Pasar por agua hirviendo cada tomate, pelarlo y colocarlo en un frasco.
Añadir el agua hervida con sal ya fría.
Dejar un centímetro libre del borde del tarro.
Cerrar herméticamente y esterilizar.
Colocar los frascos en una olla, sobre una rejilla de madera o sobre un lecho de hojas.
Separarlos entre sí para evitar que se choquen.
El agua siempre debe cubrirlos.
Hervir a fuego moderado el tiempo necesario.
Por ejemplo un frasco de medio kilo necesita 30´de hervor.
El tiempo es proporcional para los tarros de mayor o menor tamaño.
Dejar enfriar el frasco en el agua de cocción.
Retirar, secar y etiquetar.
Reservar en lugar fresco y seco.
Una vez abierto el frasco consumir a la brevedad.