Florentinos

  • Chocolate cobertura
  • frutas confitadas
  • frutas secas

Cortar el chocolate en trozos pequeños, colocarlo en un bol para cocinar a baño maría.
Derretirlo y retirar del fuego, revolviendo constantemente.
Colocar un papel manteca o de aluminio en una asadera.
Verter el chocolate líquido, por cucharadas, sobre dicho papel.
Formar discos no demasiado finos y separados uno de otro.
Esparcir sobre ellos las frutas confitadas y secas picadas.
Dejar enfriar estos bombones y despegarlos del papel.
Servir.