Granola de avena y copos

  • Copos de maiz 1 taza
  • avena 1 taza
  • salvado 1/2 taza
  • almendras o nueces picadas 1/2 taza
  • semillas de girasol 1/2 taza
  • aceite neutro 1/4 taza
  • miel 1/4 taza

Mezclar bien todos los ingredientes enumerados.
Extender en una placa forrada con papel manteca.
Llevar a horno, a temperatura baja, y cocinar 20′.
A mitad de coccion mezclar la preparacion.
Dejar enfriar bien y guardar en un recipiente hermetico.
Conservar fuera de la heladera, en lugar fresco y seco.
Servir con yogur natural, rodajas de banana, miel o compota de frutas.
Completar con jugo de naranja y/o pomelo.

Ensalada con semillas

  • Jugo de limon 1 cda
  • semillas de girasol 100 g
  • semillas de lino 100 g
  • tomates cherry 100 g
  • lechuga 200 g
  • aceite de oliva 3 cdas
  • sal
  • pimienta

Puede elegir distintos tipos de lechuga.
Mezclar las hojas de las mismas.
Agregar las semillas de girasol y de lino.
Preparar el aderezo mezclando el jugo de limon y el aceite de oliva.
Salpimentar a gusto y remover bien para emulsionar.
Rociar la ensalada con el condimento preparado, mezclar bien y servir.

Pollo con avena

  • Copos de avena 25 g
  • romero fresco picado 1 cda
  • cuartos de pollo 4
  • clara 1
  • sal y pimienta

Mezclar la avena con el romero y salpimentar a gusto.
Pasar las presas de pollo por la clara ligeramente batida.
Rebozar en la mezcla de avena.
Acomodar el pollo en una asadera aceitada.
Llevar a horno caliente y cocer unos 40´ hasta que el pollo esté a punto.
Acompañar con ensalada.
Nota: del mismo modo se pueden preparar nuggets, con trozos pequeños de pollo sin piel y sin huesos.
A la mezcla de avena se puede añadir una cucharada de semillas de sésamo o girasol para lograr una textura más crujiente.
En lugar de romero se puede condimentar con alguna otra hierba, a gusto.

Wok de tomate, cerdo y huevo

  • Bondiola de cerdo 150 g
  • sake 1 cda
  • ajo 2 dientes
  • aceite de girasol 3 cdas
  • tomates 3
  • huevos 5
  • aceite de sésamo 1 cda
  • ciboulette picada
  • sal

Filetear la bondiola de cerdo y dejar marinar con sake o vodka.
Picar el ajo y mezclar con una cucharada de aceite, cocinar en un wok hasta que quede transparente.
Añadir el tomate cortado en cubos y cocinar hasta que se desprenda un poco la piel.
Salar a gusto y reservar.
En el mismo wok saltear la bondiola con 2 cdas de aceite e incorporar los huevos batidos.
Sumar el tomate salteado, el aceite de sésamo y la ciboulette pciada.
Servir.