Provoleta y vegetales

  • Queso provolone 4 rodajas
  • miel 6 cdas
  • romero 1 rama
  • harina 1/2 taza
  • zapallito 1
  • calabaza 1/3
  • hojas verdes
  • tomates 4
  • vinagre 3 cdas
  • vino blanco 3 cdas
  • mostaza 1 cda
  • aceite de oliva 5 o 6 cdas

Mezclar la miel con 3 cdas de agua y hojitas de romero fresco picado.
Pincelar con ella el queso y pasarlo por harina.
Salpimentar a gusto.
Grillar en la parrilla de ambos lados.
Cortar la calabaza y el zapallito en rodajas, pincelar con aceite, salpimentar y cocinar a la parrilla de ambos lados, para tiernizar.
Batir el vinagre y el vino blanco, añadir sal y mostaza.
Sumar aceite de oliva, poco a poco, para emulsionar.
Condimentar con este aderezo los vegetales, los tomates cortados a la mitad y las hojas verdes lavadas y secas.
Servir las rodajas de provoleta tibias, acompañar con la ensalada de vegetales.

Verduras al horno

  • Berenjenas 3
  • zapallitos 3
  • calabaza chica 1
  • ajo 1 diente
  • albahaca fresca
  • tomates 6
  • queso parmesano rallado 1 taza
  • queso feta 500 g
  • salsa de tomate
  • Vinagreta: ají molido 1 cdita
  • miel 1 cda
  • aceto balsámico 2 cdas
  • aceite de oliva 6 cdas
  • sal y pimienta negra

Vinagreta: procesar el aceto con el aceite de oliva, el ají molido, la miel, sal y pimienta para emulsionar bien. Reservar.
Pelar y quitar las semillas a la calabaza, cortarla en láminas de 1/2 cm de espesor.
Cocinarla en agua hirviendo hasta que quede tierna.
Lavar y secar las berenjenas y zapallitos, cortarlos en láminas de 1/2 cm de espesor.
Grillarlos de ambos lados en una plancha caliente, pintando durante la cocción con la vinagreta; retirar y reservar.
Hacer un corte en forma de cruz a los tomates y sumergirlos en agua hirviendo durante 30 segundos.
Retirar, dejar enfriar un poco y pelarlos.
Picar groseramente los tomates, colocarlos en un bol y condimentarlos con ajo y albahaca picados, salpimentar a gusto y reservar.
Aceitar una fuente profunda; acomodar una capa de berenjenas, espolvorear con queso parmesano rallado sal y pimienta.
Sobre ésta disponer una capa de láminas de calabaza y una de zapallitos, intercalando con queso rallado.
Cubrir con salsa de tomate y queso feta cortado en cubitos.
Gratinar al horno, a temperatura alta.