Polenta a la Pizzaiola

  • Harina de maíz 1 taza
  • agua 1 litro
  • sal
  • pimienta
  • aceite 1 cda
  • salsa de tomate c/n
  • orégano
  • ají molido
  • muzarella o queso fresco
  • Opcionales:
  • jamón cocido
  • aceitunas
  • morrones al natural
  • anchoas

Cocinar la polenta en agua con el aceite, sal y pimienta a gusto.
Retirar del fuego y verter en una pizzera aceitada.
Cubrir con salsa de tomate.
Espolvorear con orégano y ají molido.
Distribuir encima rodajas de muzarella o queso fresco.
Gratinar en horno bien caliente y servir.
Si gusta puede añadir a la pizzaiola alguno de los ingredientes opcionales.

Medallones de polenta al roquefort

  • Polenta 1 taza
  • agua 1 litro
  • sal
  • manteca
  • queso roquefort 200 g
  • leche o caldo

Cocinar la polenta o harina de maíz, de cocimiento rápido, en agua hirviendo con sal.
Cuando la preparación quede espesa volcarla sobre la mesada y dejarla entibiar.
Cortar discos de 1 cm de grosor y del diámetro que guste.
Acomodarlos en una fuente enmantecada.
Cubrirlos con la salsa de queso roquefort.
Gratinar en horno bien caliente hasta dorar.
Salsa: desmenuzar el queso roquefort y mezclar con agua o leche.
Llevar al fuego y cocer hasta lograr una preparación suave y lisa.

Budín de maíz

  • Leche 1 litro
  • azúcar 8 cdas
  • harina de maíz 8 cdas
  • cáscara de naranja
  • esencia de vainilla
  • caramelo líquido

Hervir la leche con una cascarita de naranja.
Incorporar en forma de lluvia el azúcar y la harina de maíz (de cocimiento rápido).
Cocinar 5 minutos revolviendo con cuchara de madera o batidor.
Retirar la cáscara.
Perfumar con la esencia de vainilla.
Colocar esta preparación en molde acaramelado.
Enfriar, desmoldar y servir.