Pastel de pan y frutillas

  • Frutillas 600 g
  • azúcar 150 g
  • licor de frutillas
  • pan lactal 8 rebanadas
  • crema de leche 200 cc

Limpiar y cortar las frutillas.
Mezclar con el azúcar y cocinar a fuego bajo 8´.
Revolver continuamente con cuchara de madera.
Retirar del fuego y dejar enfriar.
Quitar la corteza al pan y cortar las rebanadas a la mitad.
Forrar con éstas un recipiente.
Volcar encima la mitad de las frutillas.
Reservar un poco del jugo de cocción.
Cubrir con otra capa de pan y otra de fruta.
Terminar con una 3ra capa de pan y ajustar con una cuchara.
Bañar con el jugo reservado mezclado con 2 o 3 cdas de licor.
Cubrir con la crema de leche batida y endulzada a gusto.
También se pueden añadir algunas frutillas licuadas.
Decorar a gusto y servir.

Crema de ricota al chocolate

  • Ricota 150 g
  • yemas 3
  • crema de leche 3 cdas
  • chocolate cobertura 200 g
  • licor de amaretto 1 copita
  • azúcar 3 cdas

Rallar el chocolate.
Derretir a baño maria con la crema de leche.
Remover con cuchara de madera.
Añadir el azúcar y seguir mezclando hasta integrar bien.
Retirar del fuego e incorporar el amaretto.
Sumar las yemas una a una.
Agregar la ricota y mezclar hasta obtener una crema suave y homogénea.
Verter en un recipiente de vidrio y llevar a la heladera.
Dejar enfriar 3 horas o más.
Decorar a gusto y servir.

Licor de naranja

  • Cáscaras de 6 naranjas
  • alcohol de cereal 1/2 l
  • granos de café 3
  • agua 1/2 l
  • azúcar 1/2 kg

Colocar en un frasco limpio y seco el alcohol.
Sumar las cáscaras de naranja y los granos de café.
Tapar bien y dejar reposar 3 semanas en lugar fresco y oscuro.
Preparar un almíbar con el agua y el azúcar indicados.
Dejar enfriar y mezclar con el macerado.
Filtrar y embotellar.

Licor de anís

  • Anís estrellado 50 g
  • canela 1 rama
  • vainilla 1 chaucha
  • agua 1 litro
  • alcohol fino 1/2 litro
  • azúcar 200 g

Macerar en un frasco limpio, seco y tapado el alcohol, el anís, la canela y la vainilla.
Dejar reposar un mes en lugar fresco y oscuro.
Preparar un almíbar con el agua y el azúcar.
Dejar enfriar bien y mezclar con el macerado.
Dejar reposar unos días antes de consumir.