Isla flotante II

  • Isla flotante:
  • claras 4
  • sal una pizca
  • azucar 1/2 taza
  • esencia de vainilla 1/2 cdita
  • Caramelo:
  • azucar 1 taza
  • Crema:
  • leche 1/2 l
  • azucar 1/3 taza
  • yemas 4
  • fecula de maiz 2 cdas
  • oporto 2 cdas

Isla flotante: batir las claras a nieve con una pizca de sal.
Agregar poco a poco el azucar y batir hasta que se puedan formar picos.
Perfumar con esencia de vainilla.
Verter en un molde acaramelado.
Cocinar a baño maria unos 45′.
Crema: mezclar la leche, el azucar, las yemas, la fecula y el oporto.
Cocinar a fuego muy suave, removiendo constantemente.
Dejar que hierva dos minutos y espese.
Volcar la crema en una fuente para llevar a la mesa.
Desmoldar encima la isla flotante fria.
Bañar con el caramelo y dejar enfriar en la heladera dos horas.
Servir cortada en porciones.

Merengues rellenos

  • Claras 4
  • azúcar 100 g
  • azúcar impalpable 100 g
  • crema de leche 150 cc
  • damascos 2
  • ciruelas 2
  • mermelada de durazno 8 cdas
  • limón 1

Batir las claras a punto de nieve firme.
Añadir el azúcar y batir hasta integrar bien.
Incorporar el azúcar impalpable y mezclar con movimientos envolventes.
Colocar el merengue en una manga con boquilla rizada.
Cubrir una placa o asadera con papel manteca.
Dibujar ocho circulos de 9 cm cada uno.
Distribuir el merengue sobre dichos círculos.
Formar nidos y hornear 20´ a fuego bajo.
Bajar el fuego a mínimo y seguir cocinando dos horas más.
Apagar el fuego y dejar enfriar los merengues en el interior del horno.
Acomodarlos en una fuente y rellenar con la crema batida y la fruta pelada y cortada en gajos.
Servir con la mermelada mezclada con 2 cdas de jugo de limón.
Nota: usar las claras a temperatura ambiente.
Añadir una pizca de crémor tártaro o sal para ayudar al batido.
La temperatura del horno debe ser baja, no superar los 120º.
Colocar la placa en la parte media del horno.

Copa de merengue, helado y frutillas

  • Merenguitos c/n
  • helado de crema 500 g
  • frutillas 500 g

Distribuir en el fondo de una copa grande algunos merenguitos.
Sumar las frutillas limpias y cortadas a la mitad.
Completar con una porción generosa de helado.
Servir.

Ananá merengado

  • Pionono 8 discos de 10 cm de diámetro
  • ananá en almíbar 4 rodajas
  • claras 2
  • cremor tártaro una pizca
  • sal una pizca
  • azúcar 50 g
  • manteca 20 g
  • helado de chocolate con pasas 250 g

Colocar en una fuente enmantecada 4 discos de pionono.
Cubrir con el ananá en almíbar escurrido y picado.
Tapar con los otros discos de pionono.
Batir las claras con la pizca de sal y de cremor.
Añadir el azúcar y batir hasta lograr un merengue firme (que forme picos).
Cubrir cada pionono relleno con copetes de merengue.
Espolvorear la superficie con un poco de azúcar.
Llevar a horno precalentado y gratinar.
Retirar y servir enseguida.
Acompañar con el helado de chocolate.

Copa de ananá y frutilla

  • Pulpa de ananá 250 g
  • azúcar 180 g
  • leche 150 cc
  • queso Philadelphia light 125 g
  • gelatina sin sabor 15 g
  • claras 2
  • frutillas
  • ananá en rodajas

Remojar la gelatina sin sabor en agua fría.
Mezclar con batidora la pulpa del ananá, el queso y 80 g de azúcar.
Calentar la leche y añadir la gelatina, disolverla bien.
Dejar enfriar un poco y agregar el batido de ananá y queso; mezclar.
Llevar a la heladera y dejar que la preparación cuaje.
En una ollita colocar 100 g de azúcar y un poco de agua.
Calentar hasta formar un almíbar y dejar entibiar.
Batir las claras y añadir el almíbar poco a poco.
Seguir batiendo hasta obtener un merengue.
Cuando la crema de ananá comience a solidificarse añadir el merengue.
Mezclar suavemente y distribuir en 6 copas.
Llevar a la heladera y dejar enfriar bien.
Decorar a gusto con trocitos de frutillas y rodajas de ananá.