Pizzetas de verano

  • Pizzetas 8
  • tomates 4
  • tomatitos cherry amarillos 1 taza
  • queso fresco 250 g
  • cebolla 1
  • hojas de albahaca 1/2 taza
  • hongos portobello 1 taza
  • aceite de oliva 4 cdas
  • sal y pimienta

Acomodar las pizzetas en una fuente o pizzera.
Distribuir la cebolla picada, sal y aceite de oliva.
Cocer 5´ en horno a temperatura alta.
Retirar y cubrir con el queso fresco.
Completar con los tomatitos cortados al medio.
Hornear 10´ más.
Retirar del horno y añadir los hongos cortados en láminas.
Condimentar a gusto con sal, pimienta y aceite de oliva.
Llevar al fuego 5´ más.
Decorar con las hojas de albahaca y servir.

Pizzetas de espárragos

  • Pizzetas 12
  • muzzarella
  • tomates maduros
  • puntas de espárrago 12
  • aceite de oliva 2 cditas
  • sal y pimienta

Pasar los espárragos 10´ por agua salada hirviendo.
Calentar el horno y cocinar las pizzetas, colocadas en una asadera untada con el aceite.
Cortar los espárragos a la mitad y dorarlos en una sartén.
Cortar los tomates y la muzzarella en rodajas.
Retirar las pizzetas del horno y colocar sobre cada una una rodaja de tomate y otra de muzzarella.
Salpimentar a gusto y colocar en cada una el espárrago cortado.
Hornear hasta derretir el queso y servir caliente.

Pizzetas a la napolitana

  • Pan lactal 12 rebanadas
  • aceite c/n
  • muzzarella 300g
  • anchoas 6
  • tomate 200g
  • orégano, sal y pimienta

Verter un chorrito de aceite en una sartén.
Freír las rebanadas de pan de uno de sus lados.
Untar una terrina con aceite y colocar las rebanadas de pan, apoyándolos del lado sin cocer.
Sobre cada rebanada disponer una feta de muzzarella , un filete de anchoa y un filete de tomate (sin semillas ni piel).
Sazonar, echar sobre cada una un hilito de aceite.
Hornear 10´ y servir muy calientes.

Pizzetas fritas

  • harina 300g
  • levadura de cerveza 25g
  • aceite 4 cdas
  • sal 1 cdita
  • agua tibia c/n
  • salsa de tomate 1 taza
  • queso rallado
  • orégano

En un bol poner la harina, la levadura, el aceite, la sal y el agua tibia hasta formar una masa.
Estirarla de unos 2 cm de espesor, cortar medallones de 10 a 12 cm de diámetro.
Freírlos en aceite caliente.
Cubrirlos con la salsa de tomate, espolvorear con orégano y queso rallado.
Servir enseguida.