Risotto al funghi

  • Arroz carnaroli 300 g
  • cebollas 2
  • ajo 4 dientes
  • apio 1 tallo
  • zanahorias 2
  • champiñones 300 g
  • hongos secos 1/2 taza
  • caldo de verduras
  • vino blanco 200 cc
  • manteca
  • queso de rallar
  • queso parmesano

Picar la cebolla, el ajo, el apio y la zanahoria.
Remojar los hongos secos durante media hora; escurrir y picar.
Cortar los champiñones en láminas y rehogar en manteca con 1 cda de cebolla picada.
Rehogar el resto de las verduras en manteca.
Añadir el arroz y cocinar dos minutos, removiendo con cuchara de madera.
Agregar un cucharón de caldo caliente y mezclar.
Cocinar a fuego bajo, añadiendo líquido a medida que la preparación lo necesite.
Revolver suavemente el arroz y cocer durante unos 20 minutos.
Incorporar los champiñones salteados y los hongos hidratados.
Sumar manteca y el queso rallado antes de servir.
Espolvorear con parmesano y llevar a la mesa.

Arroz con salsa de queso

  • Manteca 50 g
  • cebolla 1
  • salvia fresca
  • arroz 350 g
  • vino blanco 100 cc
  • caldo de verduras 1 l
  • salsa de 4 quesos un sobre
  • agua 200 cc
  • leche 200 cc
  • pimienta blanca

Picar finamente la cebolla.
Dorar en manteca junto a algunas hojas de salvia.
Añadir el arroz, remover con cuchara de madera y dorar ligeramente.
Sumar el vino y dejar evaporar el alcohol.
Agregar poco a poco el caldo, a medida que el líquido de cocción se evapora.
Aparte, preparar la salsa de 4 quesos con el agua y la leche indicados.
Cocinar a fuego moderado hasta que hierva.
Bajar el fuego y cocer 3 minutos más, revolviendo de tanto en tanto.
Cuando el arroz esté casi listo bañar con la mitad de la salsa de queso.
Mezclar bien, agregar el resto de la salsa y servir espolvoreado con pimienta.
Decorar con hojitas de salvia.



Arroz con pollo (risotto GusTer)

  • Alitas de pollo 12
  • aceite
  • vodka
  • cebollas 2
  • morrón rojo
  • ajo 1 diente
  • arroz carnaroli 1 taza
  • sal
  • azúcar
  • cubito de caldo 1/2
  • agua caliente c/n
  • champignones salteados (opcional)

Dorar las alitas de pollo en una cacerola bien caliente untada apenas con aceite.
Bañar con una copita de vodka y flambear.
Retirar las alitas a una fuente; salar y reservar.
Picar finamente la cebolla, el ajo y un trocito de morrón.
Cocinar en el fondo de cocción del pollo.
Añadir una pizca de azúcar y un poco de sal.
Rehogar y remover con cuchara de madera.
Incorporar nuevamente el pollo; cocer unos minutos.
Agregar el arroz y cocinar unos minutos más.
Bañar con el cubito disuelto en 1/2 taza de agua hirviendo.
Seguir cocinando, removiendo de tanto en tanto.
Añadir agua en la medida que el arroz la vaya absorbiendo.
Apagar el fuego cuando el arroz esté al dente.
Dejar reposar unos minutos antes de servir.
Opcional: distribuir sobre la superficie del plato los hongos salteados.
Para ello cortar los champignones en rodajas y bañarlos con unas gotas de jugo de limón.
Saltearlos en una sartén caliente con manteca.
Cocer unos pocos minutos y salpimentar a gusto.

Risotto Príncipe de Nápoles

  • Arroz carnaroli 400 g
  • supremas de pollo 500 g
  • aceite de oliva
  • jamón cocido 100 g
  • cebolla 50 g
  • manteca 100 g
  • queso parmesano 100 g
  • caldo de pollo o gallina 1 l
  • huevos 4

Cortar las supremas en tiras.
Saltear con aceite de oliva junto a la cebolla picada.
Añadir y dorar ligeramente el arroz.
Sumar el jamón cortado en tiras.
Bañar con el caldo y cocer hasta que el arroz esté al dente.
Retirar del fuego y agregar la manteca.
Espolvorear con queso rallado y mezclar bien.
Colocar los huevos crudos sobre el risotto.
Gratinar en horno caliente 3 minutos y servir.

Risotto primaveral

  • Cebolla 1
  • zanahoria 1
  • morrón rojo 1
  • arroz doble carolina 2 tazas
  • vino blanco 1 vaso
  • caldo de verdura 3 tazas
  • queso rallado 100 g
  • sal
  • pimienta
  • aceite 3 cdas

Cortar las verduras en cubitos parejos.
Dorar ligeramente en aceite.
Salpimentar y añadir el arroz; mezclar.
Cocinar hasta que tome color perlado.
Bañar con el vino blanco.
Dejar evaporar el alcohol e ir añadiendo el caldo caliente.
Cocinar alrededor de 20 minutos a fuego medio.
Remover de tanto en tanto.
Retirar del fuego e incorporar el queso rallado.
Servir en platos hondos.